Recuperación de Datos

Hay ocasiones en las que debido a un golpe, una caída, una sobrecarga… Un disco duro externo, un móvil, un ordenador portátil, dejan de funcionar. Y en ocasiones, este contiene datos que necesitamos recuperar. En otras, un virus, normalmente un Ransomware, o un error, hace que perdamos nuestros archivos.

Para estos momentos, SalamancaPC pone a tu disposición un servicio de Recuperación de Datos, que funciona a diferentes niveles.

Consúltanos sin compromiso, para que podamos evaluar tu caso concreto y ofrecerte la mejor solución de recuperación de datos.

Virus o Borrado accidental.

Si el disco funciona, y por culpa de un virus o borrado accidental has perdido tus archivos. Deja de leer, y Llámanos. Cuanto más utilices tu equipo, más difícil es la recuperación. Contamos con software forense especializado en recuperación de archivos que permite deshacer el borrado, pero conviene no volver a usar el ordenador hasta que se recuperen los datos.

Rotura de la Caja.

Cuando el disco duro funciona, y lo que se ha estropeado es su caja, el ordenador que lo contiene… La reparación suele ser rápida, sencilla y económica. Retiramos el disco duro, y mediante un equipo de copia de datos, pasamos los datos donde los necesites.

Problemas eléctricos.

En ocasiones, el disco duro no funciona, y se ha dañado la electrónica externa del disco. La placa que hace que el disco arranque, se pare, y sobre todo que se lea su contenido. En estos casos, disponemos de variedad de placas para reparar temporalmente el disco y recuperar los datos. Esta reparación también es económica, porque se hace sin necesidad de desmontaje en laboratorio.

Visita al laboratorio.

Por último, hay discos duros cuya avería hace imprescindible desmontar por completo el disco, reconstruirlo, y volverlo a arrancar para la recuperación de datos. En este caso, el disco duro tiene una visita obligada al laboratorio de recuperación. Por suerte el precio de estos servicios ha disminuido en los últimos años, pero siguen siendo servicios caros, que en ciertas ocasiones no resultan rentables.